Mi versión

México es mi hogar, he vivido aquí por más de 30 años, que han sido años muy interesantes. La versión de mi México es mía, decido compartirla porque creo que hay elementos del México que tenemos y perdemos a la vista del día a día. 
Cada sábado en mi rutina diaria, salgo por la calle y veo a un par de señoras llegando a diferentes casas, a diferentes locales a trabajar junto con sus hijos pequeños que los traen caminado junto con a ellas. Mi mamá, también nos llevaba al trabajo junto con ella cuando nos levantábamos temprano y nos íbamos a nuestra escuela y ella consigue al trabajo; era complicado para mí en su momento entender como mi casa se quedaba sola por un rato, porque después llegaría la persona del aseo y limpiarla mi cuarto, tendería mi cama y demás.  Fue ella quien en una ocasión encontró un diamante que mi mamá había perdido de su argolla de matrimonio, como olvidarla ella era como parte de la familia hasta que decidió irse a otro estado de la república para perseguir el sueño junto con su marido. Recuerdo que mi mamá le daba un sin de plantas porque compartían el mismo gusto.  Regresando a la rutina, es impresionante ver el espíritu de estas mujeres y hombres que por necesidad o por gusto salen día a ganar el dinero que llevan a su hogar. Será mucho, será poco; creo que siempre será poco porque siempre buscamos más. 

Después parte de la versión de mi México es ver como la violencia sigue en Nuevo León y en muchas otras partes del México y el mundo.  Nuevo León sigue además en una lucha con el narcotráfico, este sigue con una situación social que necesita atención urgente dado la falta de empleo, educación y una mejor condición de vida para todos está dañando los tejidos sociales en todos los estratos económicos.  En la versión de mi México, los politicos buscan beneficiar sus propios intereses personales y realmente los intereses de la sociedad quedan a un segundo lugar; pero siempre me hago la pregunta entonces porque no la sociedad busca levantarse y tumbar a estos políticos, porque no creamos los procesos necesarios para auditar a los gobernantes y poder en su momento destituirlos si no estamos satisfechos con su trabajo.  El
Compararlo con otros países, es complicado porque también cada país tiene sus propias luchas y no es justo compararlos; sin embargo, en percepciones de legalidad estas muy por debajo de otros países… aveces siento que es como el fútbol o el maíz en donde es de México pero llegan otros y lo hacen mejor, o quieren patentar la semilla como la empresa de Monsanto. 

Así mismo la versión de mi México tiene procesos complicados para las cosas más sencillas, como dejar un coche en el taller, hacer un pago con una tarjeta de crédito, o cruzar una calle.  En mi México siento que el mexicano perdió la confianza en el otro, y por eso mismo el compromiso de hacer las cosas mejor, diferente y realmente ejecutar una actividad en tiempo y forma es nula.  

Yo, creo en el mexicano que se compromete con su comunidad, que reclama a los policías, tránsitos, a las empresas por un mejor servicio, a las escuelas por una mejor educación y sobre todo cree en el ser humano que existen oportunidades para todos, unos con mayores oportunidades que otros pero debemos de ayudar y no fomentar el asistencialismo; pero debemos de crear programas integrales que ayuden a la comunidad en donde vivimos… en la comunidad que se convierte en tu México.