Construye. Aprende. Comparte. Multiplica y Destruye.

Estas palabras en días recientes han tenido mucho más eco que en otros días; quizás porque es evidente el proceso en el que las cosas se dan y se van formando o al mismo tiempo un camino es que son palabras independientes con acontecimientos en la vida de cada humano que marcan un camino.

Construye, volteo a mi alrededor y veo primeramente yo lo que he construido al paso del tiempo, palpo y toco lo que he construido en mi persona, pero sobre todo en mi forma de ser ante las situaciones y lo que me hace ser yo, yo. Es muy particular que, en un momento de mi vida, la construcción de mi tenía una relación con las cosas materiales… pero después entendí que una cosa no tiene ninguna relación con la otra; es más aprendí que hasta los que mas tienen muchos de ellos viven hasta con menos.  Este momento de construir es causa d muchos acontecimientos del pasado que me dieron las herramientas para estar ahora.

Aprender es lo mismo que ha sido toda la vida… esa curiosidad por el conocimiento que pueda o no pueda servirme en la vida; pero el saber algo más abre y expande el camino para poder tomar mejores decisiones y en su momento poder compartir lo aprendido en el mundo, o en esto que llamamos vida. Jamás perdamos esa habilidad y curiosidad por aprender lo que no conocemos; y por lo que conocemos saberlo mejor.

Compartir. Es tan sencillo, pero tan complicado que no todas las personas lo pueden o lo saben hacer. Dar por dar, no tiene sentido si no se hace con una reflexión del porqué, no es dar una moneda y pensar que con eso ya eres mejor persona que ayer.  Compartir, para ser mejores, compartir para ayudar a tu entorno y quienes te rodean a trascender es lo valioso de compartir.  Todos tenemos miedo a compartir, porque pensamos que perdemos algo, pero créeme que una vez que compartes, las cosas cambian. El entorno mejora de manera sinigual si estas dispuesto a verlo y sentirlo.

Multiplica es el resultado de todas las anteriores, porque sencillamente cuando construimos lo hacemos pensando en nosotros, posteriormente aprendemos de lo que sucedió bien y mal, de los momentos amargos y experiencias complicadas y de los momentos de gloria que se disfrutan como el manjar mas exclusivo del mundo.  Multiplicar está implícito en compartir, pero cuando podemos ver el efecto multiplicador de forma externa es cuando realmente toma sentido… pensemos en el edificio que antes no existía y ahora habitan cientos de personas con millones de recuerdos y emociones o el efecto de un pensamiento positivo en nuestra oficina que se logra contagiar entre otros compañeros y aunque el día este nublado y obscuro; simplemente todo resulta genial.

Destruir considero que es la mejor etapa porque nos vuelve al punto de partir en donde no debemos de olvidar nuestra evolución para poder seguir construyendo, no debemos de estancarnos en nuestro andar pensando en cualquier miedo o razón que nos haga estar fijos.  Es cambiar lo establecido para encontrar otras formas de hacer las cosas mucho mejores que la vez anterior, es reconocer el esfuerzo realizado por logros y así mismo el valor de estas para poder mejorarlas. Es como la evolución de nuestro karma Para mí, en el momento que dejemos de hacer, crear, vivir, o sentir… simplemente dejemos de estar.

 

Me queda claro que si muchos de nosotros hiciéramos algunas de estas cosas en nuestra vida de forma personal… tendríamos un gran colectivo.  

Avanzar

Avanzar es una de las cosas más sencillas de decir, pero en algunos casos de las más complicadas de realizar, esto porque tenemos que negociar con nosotros mismos muchas cosas, y también con la gente que nos acompaña en el viaje de la vida. Además, en la vida siempre negociamos... es una negociación constante con nosotros mismos, nuestros compañeros de trabajo, familia, jefes y demás personas que nos rodean... creo que es impposible no negociar. 

Que sucede cuando negociamos con los demás,  a mi parecer sucede que debemos de tener muy claro lo que deseamos, y por el otro lado lo que perdemos y asi el otro lado de la negocación de esa forma se comunica lo que deseamos y logramos ser flexibles con nuestros deseos que también son expectativas.  Hace tiempo un amigo me dijo "tenemos un problema de expectativas" y es muy cierto dado que al final debemos de alinar lo que deseamos o esperamos para poder tener un mismo sentido, o en su caso decir acepto o no acepto la negociación. 

Las negociaciones de pareja deben de ser muy francas, orientadas a una construcción mas positiva de los dos, y no solo de uno de la relación.  La relación entre dos personas he aprendido que uno no puede siempre perder en las negociaciones o ceder, porque simplmenete uno esta cambiando al 100% su forma e individualidad y por el otro lado el otro toma una posición más controlador que en un futuro esta puede tomar caminos de chantaje y sobre todo de perdida de la autonomia de cada uno de los involucrados en la relación. 

Asi que, una negocación es mas que un esfuerzo orientado a generar beneficios; es el entendimiento de todo, la conciencia al 100% de quien solicita y asi mismo del que demanda. Seamos concientes que esto no es ganar o perder, si no la construcción positiva de una relación o interacción. 

Mi versión

México es mi hogar, he vivido aquí por más de 30 años, que han sido años muy interesantes. La versión de mi México es mía, decido compartirla porque creo que hay elementos del México que tenemos y perdemos a la vista del día a día. 
Cada sábado en mi rutina diaria, salgo por la calle y veo a un par de señoras llegando a diferentes casas, a diferentes locales a trabajar junto con sus hijos pequeños que los traen caminado junto con a ellas. Mi mamá, también nos llevaba al trabajo junto con ella cuando nos levantábamos temprano y nos íbamos a nuestra escuela y ella consigue al trabajo; era complicado para mí en su momento entender como mi casa se quedaba sola por un rato, porque después llegaría la persona del aseo y limpiarla mi cuarto, tendería mi cama y demás.  Fue ella quien en una ocasión encontró un diamante que mi mamá había perdido de su argolla de matrimonio, como olvidarla ella era como parte de la familia hasta que decidió irse a otro estado de la república para perseguir el sueño junto con su marido. Recuerdo que mi mamá le daba un sin de plantas porque compartían el mismo gusto.  Regresando a la rutina, es impresionante ver el espíritu de estas mujeres y hombres que por necesidad o por gusto salen día a ganar el dinero que llevan a su hogar. Será mucho, será poco; creo que siempre será poco porque siempre buscamos más. 

Después parte de la versión de mi México es ver como la violencia sigue en Nuevo León y en muchas otras partes del México y el mundo.  Nuevo León sigue además en una lucha con el narcotráfico, este sigue con una situación social que necesita atención urgente dado la falta de empleo, educación y una mejor condición de vida para todos está dañando los tejidos sociales en todos los estratos económicos.  En la versión de mi México, los politicos buscan beneficiar sus propios intereses personales y realmente los intereses de la sociedad quedan a un segundo lugar; pero siempre me hago la pregunta entonces porque no la sociedad busca levantarse y tumbar a estos políticos, porque no creamos los procesos necesarios para auditar a los gobernantes y poder en su momento destituirlos si no estamos satisfechos con su trabajo.  El
Compararlo con otros países, es complicado porque también cada país tiene sus propias luchas y no es justo compararlos; sin embargo, en percepciones de legalidad estas muy por debajo de otros países… aveces siento que es como el fútbol o el maíz en donde es de México pero llegan otros y lo hacen mejor, o quieren patentar la semilla como la empresa de Monsanto. 

Así mismo la versión de mi México tiene procesos complicados para las cosas más sencillas, como dejar un coche en el taller, hacer un pago con una tarjeta de crédito, o cruzar una calle.  En mi México siento que el mexicano perdió la confianza en el otro, y por eso mismo el compromiso de hacer las cosas mejor, diferente y realmente ejecutar una actividad en tiempo y forma es nula.  

Yo, creo en el mexicano que se compromete con su comunidad, que reclama a los policías, tránsitos, a las empresas por un mejor servicio, a las escuelas por una mejor educación y sobre todo cree en el ser humano que existen oportunidades para todos, unos con mayores oportunidades que otros pero debemos de ayudar y no fomentar el asistencialismo; pero debemos de crear programas integrales que ayuden a la comunidad en donde vivimos… en la comunidad que se convierte en tu México. 

Proverbio Chino...

No todo lo que brilla es oro, recuerdo esta canción muchas veces porque además de ser excelente canción, lo que dice al final es bastante cierto.  No todo lo que brilla es oro, y vaya que tiene razón.  Muchas veces, por ser terco yo he luchado por cosas que considero que son oro puro, que son lo maximo del nivel, que el tenerlos es oro... y que sucede una vez que ya los tienes... el oro se diluye y se pierde.  

Lo que realmente vale la pena en la vida, puedo decir que muchas veces no vendra envuelto en oro, incluso no vendra como nosotros lo deseamos porque es ahi en donde esta el secreto en donde podemos encontrar lo importante en lo que realmente pudiera parecer que no tiene importancia. 

 

Lección #1

Hace un par de días conocí a una persona que me dijo algo que realmente llego al fondo de mi pensamiento y en donde realmente hizo mucho echo.  Dijo, no hay tenerle miedo a decir realmente quienes somos o que somos, porque la gente que nos quiere alrededor nuestro nos querrá como seamos. Este pensamiento se quedo un par de días rondando por mi cabeza en donde realmente debemos de no tener miedo de decir quien o que somos, se que para muchos existen factores de contenxto, ciudad, país, religión y muchos otros mas... pero al final aprendí que la verdad libera

Cuando digo la verdad libera, es que una vez que seas honesto contigo mismo y quienes te rodean no hay forma de hacerte daño porque estarás preparado para luchar contra cualquier adversidad.  Solamente lo ultimo que falta es ser valiente y enfrentar nuestra vida.